Inglés y otros idiomas

En el Centro de Idiomas del Sureste ofrecemos cursos de inglés para hablantes de otras lenguas, en grupos pequeños, avalados por la Secretaría de Educación del Gobierno del Estado de Yucatán (SEGEY). También manejamos otros idiomas según la demanda y la disponibilidad de nuestra planta docente. Usted puede estudiar el curso completo de dos años o seis trimestres (ocho si empieza desde el nivel básico), con certificado y diploma de la SEGEY, o bien, tomar únicamente cursos independientes según su nivel.

Curso trimestral
3 horas semanales

(sabatinas o entre semana).
Idiomas: todos (según disponibilidad).

Precio: $4,080 pesos ($5,100 menos 20% de descuento para alumnos de nuevo ingreso).
Se divide en tres mensualidades.

En todos los casos se aplica además la inscripción (un pago anual de $200 pesos por año escolar, por idioma) más el precio del libro (varía según idioma).

Pregunte los precios de nuestros programas para niños y cursos de verano en nuestro plantel CIS Poniente, al Tel. 920-28-10.

La disponibilidad de horarios, idiomas y niveles varía en ambos planteles.

En todos los idiomas, luego de cursar satisfactoriamente por lo menos seis niveles, de matricularse al principio de dos años escolares y habiendo completado satisfactoriamente el nivel 3B (equivalente al nivel B1+ del Marco Común Europeo), el estudiante tiene derecho de graduarse con certificado y diploma de la Secretaría de Educación del Gobierno del Estado de Yucatán, para lo cual deberá, además, entregar la documentación requerida en tiempos establecidos.

Contáctenos en cualquiera de nuestras sucursales (CIS Centro y CIS Poniente), en donde con gusto le agendaremos una prueba de ubicación de nivel. Pregunte por una clase muestra (previa cita y sujeto a disponibilidad).

Pregunte también por la opción de tutoría privada y cursos de preparación para TOEFL.


Preguntas frecuentes sobre la enseñanza/adquisición de un segundo idioma:

¿En cuánto tiempo se aprende un segundo idioma?
A algunas personas se les facilitan los idiomas más que a otras, independientemente de C. I. o grado académico. La clave está en la constancia, en la automotivación, en la puntualidad, en el deseo de participar, en el estudio en casa y en la actitud de practicar el idioma meta en cada oportunidad, dentro y fuera de la clase. En el CIS no ofrecemos aprendizaje mágico. El curso completo es de 6 niveles a partir de la inscripción ante la SEGEY. Sin embargo, tras graduarse, el estudiante puede continuar en nuestros niveles avanzados, gozando de un 50% de descuento en colegiaturas. Cada nivel puede tomarse en forma trimestral. De acuerdo con enfoques pedagógicos de vanguardia, es el alumno el principal responsable de su propio aprendizaje. El CIS crea las condiciones para que dicho aprendizaje tenga lugar y nuestros profesores guían dicho aprendizaje en forma activa, pero la disciplina, como bien se dice, es más importante que la inteligencia y que el talento. Esta pregunta tan común carece de respuesta fija fuera de “depende”, pues uno nunca deja de aprender ni siquiera su propia lengua nativa.

¿Es mejor que el profesor sea nativo de la lengua que enseña?
No necesariamente. Contrario a lo que es común suponer, es mucho mejor tener un profesor entrenado en lingüística aplicada (enseñanza de idiomas) a uno sin entrenamiento, aunque sea nativo de la lengua que enseña o lengua meta. De nada sirve que el profesor tenga la pronunciación de un nativo si no sabe enseñar esa pronunciación, ni sabe hacerse entender por estudiantes de nivel básico, ni conoce las técnicas pedagógicas para incentivar la producción en los estudiantes. La adquisición de las habilidades lingüísticas no se contagia: se construye. Muchas escuelas “patito” anuncian que tienen maestros nativos pero contratan de la calle a cualquier turista o residente, a menudo sin formación docente ni visa de trabajo, que, a pesar de su mejor esfuerzo, carece de las habilidades para la enseñanza de un segundo idioma. En el CIS contamos con una planta docente multilingüe, multicultural y capacitada. En el programa de inglés, por ejemplo, ser nativo no es un requisito para nuestros profesores pero sí lo es estar capacitado y recibir actualización constante en la lingüística aplicada.

¿Cómo se mantiene una clase 100% en la lengua meta en un nivel cero?
Mediante la aplicación acertada de técnicas pedagógicas de la lingüística aplicada en el salón de clases. Mantener la clase en la lengua meta no es hablar en espera de que el alumno eventualmente entienda algo. Por el contrario, se busca que el alumno exprese cosas básicas (cumpla funciones básicas de la lengua) con las herramientas lingüísticas proporcionadas en la clase (cierto vocabulario y gramática para cada lección). No se trata de hablarles a los alumnos sino que éstos hablen entre sí en la lengua meta y a su nivel. Esto se logra así: Al grupo se le proporciona el material lingüístico que necesita para resolver una situación dada y, seguidamente, en el aula se crea la situación para que los estudiantes resuelvan usando ese lenguaje (gramática, vocabulario…) que reciben. Los libros que empleamos fueron diseñados para trabajar así. Cuando el alumno se da cuenta, está hablando en la lengua meta desde la primera clase, está interactuando con sus compañeros de clase en la lengua meta y esto crea una sensación de logro en lugar de frustración. Mientras en el aula los alumnos interactúan en la lengua meta, en forma guiada, funcional y participativa, en casa hacen los ejercicios mecánicos de gramática (que pueden ciertamente hacerse parcialmente y revisarse en la clase), escuchan el material de audio, etc., todo a su nivel, de manera que ese nivel de proficiencia del idioma que se estudia va aumentando gradualmente con la práctica, clase con clase. La gramática es vista como una herramienta, no como un fin. En términos generales, el alumno aprende la gramática en casa, con el libro, la pone en uso en el salón y la sigue practicando en casa mediante ejercicios asignados como tarea. Desde el principio se aprende a hablar hablando. La adquisición de un segundo idioma no implica sólo gramática y estructura ni sólo conversación y fluidez sino un equilibrio entre ambos aspectos del idioma. La adquisición de un segundo idioma, como de la lengua materna, es un proceso constante que requiere actualización y práctica continuas, al igual que cualquier habilidad o disciplina profesional. En el CIS, cada trimestre contamos con varias opciones de cursos avanzados del idioma inglés. Nos complace brindarles a nuestros graduados un 50% de descuento en las colegiaturas, si desean continuar en dichos niveles o iniciar el estudio de otro idioma.


¿Es válido hablar del nivel de proficiencia de un segundo idioma en términos porcentuales?
En términos lingüísticos, no. A pesar de que existan instituciones e individuos que insisten en solicitar que sus empleados o postulantes dominen un cierto porcentaje de un segundo idioma, esta apreciación es meramente pragmática y carece de fundamentos lingüísticos. Nadie habla el 100% de un idioma. Ni Cervantes ni Borges ni García Márquez fueron conocedores del 100% de la lengua española o castellana, ya que esto implicaría conocer la totalidad de la lexicografía, fraseología y diversidad dialectal de todo el mundo hispánico, incluyendo jergas y sociolectos que también son parte del idioma.



CIS Poniente:

Calle 11 No. 203-C por 26, esq. Col. García Ginerés (cerca de la galletera Dondé)
Mérida, Yucatán, México
Tel. 52 (999) 920-28-10
cisponiente@cisyucatan.com.mx
Horario: Lunes a viernes,
7 a.m.-7 p.m.
Sábados, 8 a.m.-2 p.m.
[Ver Mapa]


CIS Centro:

Calle 52 No. 455 entre 49 y 51, Centro (cerca del Remate de Montejo)
Mérida, Yucatán, México
Tel. 52 (999) 923-09-54
ciscentro@prodigy.net.mx Horario: Lunes a viernes, 8 a.m.-4 p.m.
Sábados, 8:30a.m.-12:30 p.m.
[Ver Mapa]